De cómo usar Pinterest deriva en una reflexión sobre mi existencia patológica en las redes…


Ana me dijo “necesitas Pinterest. Te dedicas al arte. Imágenes, es lo que necesitas. No hay red mejor para mostrarlas”

Teresa me dijo “No tienes Instagram? Es la red que mejor funciona ahora, Pinterest es solo para chicas, todo el mundo lo sabe, sirve para buscar el papel con que decorar su cabecero” Tengo Facebook (la que más controlo), Twitter (me va a ráfagas, pero no la tengo interiorizada, será no la he utilizado durante 21 días seguidos), YouTube (la que me da más curro, y a David...), LinkedIn (la más profesional), y también Google + (que en verdad, seamos sinceros, ni nadie se la mira ni nadie sabe para qué sirve, pero oye, yo la tengo) Y ahora también tengo Pinterest. (Teresa, lo siento, pero necesito una residuo de intimidad, tengo Instagram pero esta red es para mí y un grupo selecto, reducido y elegido de individuos... no puedo ser tan tan tan transparente!) Pinterest. A ver, como va esto? Porque yo pensaba que era para colgar fotikos tuyas. Pero luego te pones a inspeccionar y parece que sirve para acumular carpetas de temas varios que a ti te interesen sin que las fotos sean de tu propiedad. Entonces, cualquier foto es susceptible de estar en MI Pinterest? Darme unos segundos de reflexión. Las redes parece que sirven para mostrar quien eres y que haces. Si? No? Y  también para averiguar el perfil de las personas a quienes tu interesas (se llaman métricas, Teresa me está introduciendo nuevos conceptos lingüísticos, a cual más elaborado) Yo os digo que las redes son ya casi son una extensión de mi persona, estoy mareada perdida. (y Xabier de la galeria El Quatre también, que ya no sabemos si hablamos a través del chat de fb, el whats, mail o que se yo!) Y vuelvo a Pinterest. Y abro una  carpeta para colgar fotos de la galería (la sala vestida de arte), y fotos de los diferentes eventos Artemisia (para que veáis que molono lo organizo todo). Y luego me sumo a la moda de colgar fotos que no son mías y abro una carpeta con mis cuadros favoritos. Y luego otra con mis fotógrafos favoritos… Y mientras busco fotos para compartir me encuentro con ésta.

Es de David Caballero. A mí me pasa con las fotos (no con los cuadros) que despiertan historias en mi cabeza. Será porque aparentemente son un reflejo más fiel del mundo que nos rodea. Y será por eso, que a pesar de que me gustan las fotos limpias, minimalistas, monocromáticas, difusas... me seducen las escenas costumbristas donde salen personas distraídas, inconscientes de que están siendo protagonistas de tráilers proyectados en la pantalla de mi cerebelo. Como el chico de esta foto, está un poco triste. Es temprano, apenas ha salido el sol, se llama Dimitri, y es poco hablador. Anoche su mejor amigo le dijo que se iba, no sabía cómo le iría pero necesitaba salir de la fría Rusia para sumergirse en las playas más cálidas del Mediterráneo. Dimitri también quisiera, pero no sabe cómo hacer. No tiene dinero. Además, están sus padres. Y esa chica. No sabe cómo se llama, pero subirse cada día en el tren sólo para verla durante un rato ya merece la pena. Ida y vuelta, sentado en un vagón de segunda. Durante el trayecto de ida la mira desde lejos, y  se aleja un rato de su propia realidad. Ahora ya está de vuelta. Triste... y unos versos resuenen en su cabeza... "Y duele porque la piel no es materia inerte" (de Semilla en la Tierra, de Carlos Chaoeun) En fin… Pinterest…  Pinterest de Artemisia: https://www.pinterest.com/artemisia_lf/ Gracias David

1 vista

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticias de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn
  • Spotify - Gris Círculo