De rentrée... (y la belleza)


Pues si... el calor afloja, los días van pasando... Mi verano ha estado más que bien: Un poco de reposo, muchas emociones, nuevos amigos, grandes decisiones... (me ahorro el episodio del coche averiado, que aunque parece algo anecdótico sin duda ha sido significativo)

"HA ESTADO" decía... pretérito perfecto. Doy el verano por finiquitado. Por suerte para mi no creo que el tiempo sea lineal. Además, define el diccionario pretérito perfecto como "tiempo verbal que expresa una acción acabada dentro de una unidad de tiempo que incluye el presente"  Entonces? Reza la frase "el pasado es prólogo" Me encanta. Todo es origen de algo nuevo, todo te da la oportunidad de volver a empezar...

No parece pero he regresado llena de energía renovada. Tamásica sin embargo. Llena de contradicciones parezco. Lo sé. Todo es efímero. Todo, menos la belleza.

Si algo perdura en el tiempo (en mi tiempo) es la sensación de embriaguez que me causa la belleza... Me conmueve, me emociona, me hace vibrar, me hace llorar...

La rentrée ya está aquí. Sin embargo, que sea con calma, sin prisas, porque las horas tal vez pasen muy rápido, pero dejemos que los días se tome su tiempo... y mientras tanto, contemplemos la belleza...


0 vistas

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticas de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn
  • Spotify - Gris Círculo