Hay días que son, sin más...


Te levantas prontito una mañana de viernes y no te das tregua: serie de abdominales, serie de sentadillas, serie de pesas. Y así, con el cuerpo en marcha, te vas a impartir una de las clase que más disfrutas, la sesión de yoga que hace 8 años, dos días a la semana, compartes con las chicas.


Ducha rápida, desayuno amoroso y directa a la radio, a compartir tertulia literaria y artística con algunos de tus alumnos. Cafelito postsesión de directo con Luisa, en el preciosísimo jardín de Granja Soldevila, para terminar de disfrutar de esta mañana luminosa con una buena y divertida charlita.


Comida, pim pam y directa a una grabación promocional (de momento top secret) a las puertas de la biblioteca de Bellavista.


Y llega la tarde, abres la sala, enciendes las luces, acomodas los libros, incienso marca de la casa y llega Ramón. Y charlamos de Leonardo (Da Vinci), el juicio del proceso, su último cuadro, los muebles de ikea... Maria te hace una visita rápida. Padre pasa a tomarse un café. Abres el periódico y te ves en una nota de prensa mientras anuncian el Ciclo de "Conversaciones sobre arte" programado por AFIFAC e impartido por una servidora.


Son las ocho de la tarde. Preparas todo para el taller de pintura Sumi-E de mañana: un té de bienvenida, bso de fondo, material de trabajo... Ya de recogida, apagas los focos y te quedas con la tenue luz de una lamparita mientras te aseguras que todo está bien. Y todo está bien.


Ya en casa, compartes un café, suena buena música y te regalas una sonrisa porque hoy fue un buen día.


Porque hay días que son, sin más..

BSO de la velada...



7 vistas

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticias de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn
  • Spotify - Gris Círculo