Por qué el arte sí es para ti (II): Para que sirve el arte.




Hace unos días te decía que “el arte SI es para ti”  con intención de hacer una especie de trilogía compuesta por los títulos:

1. Porque el arte si es para ti

2. Como acercarte a una obra de arte

3. Para qué sirve el arte

Pero no me decido si hoy contarte “como acercarte” o “para que sirve”… tic tac, tic tac… ok sigo con un “para que sirve”, a ver si así al final te doy argumentos suficientes para que tengas ganas de acercarte, y luego ya si eso te cuento como hacerlo.

Sabes que no me caracterizo por un lenguaje muy erudito, pero no por ello mi tono es menos serio. Simplemente pretendo hacerte una propuesta distendida a la par que comprensible para que me des la oportunidad de acércate al mundo del arte.

Veamos pues… para que sirve? Hay varias razones, te hago una lista, todos los argumentos te pueden valer, tal vez alguno te sobre, igual acabas por añadir otros, está bien,  esta es una lista abierta y puedes hacer con ella lo que prefieras:

INTERPRETACIÓN del MUNDO: Según Stevenson “a la dispersión confusa del mundo real, el arte pone una abstracción imaginativa que hace que la obra, a diferencia de la vida, llegue a ser inteligible”. TRADUCCIÓN de una servidora: El mundo está lleno de opacidades y el arte te da la oportunidad de acercarte a ese mundo desde un punto de vista diferente que te ofrece nuevas lecturas del mundo que te rodea. Vamos, que te despierta, si quieres, una nueva actitud, una nueva forma de ver y entender el mundo.

BELLEZA: Según Pilar Perdices “el arte es belleza al servicio de la gente”. Decía John Keats “la belleza es verdad, la verdad es belleza” TRADUCCIÓN de una servidora: si nada se puede decir respecto a la verdad porque es en sí misma, nada tampoco puedes decir sobre la belleza. Sencillamente, que la belleza, y por ende, el arte, son lo más!  Pero sí que diré algo más, a mi entender, la belleza tiene un gran poder, un poder transformar espacios, reconocer simpatías, generar buenas vibraciones… la belleza como símbolo es infinitamente poderosa. Si el arte es belleza, que lo es, esa belleza a tu servicio te permite todo. Me sigues? Dijo Stendhal “La belleza es una promesa de felicidad”     Uauuuu, super no?

DIÁLOGO, PREGUNTAS  Y (NO) RESPUESTAS: El arte te pone en relación con una, dos, quince ideas… y así es como se propicia  un diálogo entre la obra y tú. Que tú me dirás: “1, La obra no habla. Y 2, Si así fuera, de qué me sirve ese diálogo? RESPUESTAS:  1, las obras hablan por los codos. Y 2, ese diálogo permite que no se te oxiden las neuronas. [A veces el diálogo se establece entre tú y el artista, pero eso es un nivel II de este capítulo, lo dejo para otro día. Pasa que los artistas son complicadísimos y antes de hablar con ellos más te vale charlar un ratillo con las obra. Con ello  quiere decir, que está bien separar la obra de la intención del artista, porque a veces, a ojos del espectador, no van en sintonía, y eso está bien] En cualquier caso, delante de una obra puedes interrogarla, y dejar que ella te interrogue. ¿Que te suscita ver esa obra de arte? Da igual si te gusta o no, decía Joan Escudélo interesantes es preguntarte que pasa”

VALOR CATÁRTICO: Es así, sin más. A veces te plantas delante de un cuadro, una partitura, un poema… y te emocionas, lloras, ríes, te sientes conmovido… de alguna manera, trasciendes. Por alguna razón inexplicable, esa obra de arte te ha removido las entrañas y te ha despertado nuevas, excitantes, tristes, perturbadores sensaciones… Aquí no hay traducción, es así, sin más. Bueno si, TRADUZCO, que el arte te despierta la sensibilidad,  y eso es una cosa muy bonita.

ROMPE BARRERAS à LIBERTAD: Si porque en el arte puedes contemplar todo, no hay barreras, piensa, siente, di lo que te de la gana delante de una obra de arte. No es una materia exacta. Ergo… no hay verdades absolutas. Allí donde no llegue tu comprensión racional el arte te ofrece la metáfora que prefieras para interpretar como más te guste. Total libertad para ver en una obra de arte lo que tú quieras, y nunca te estarás equivocando.

ESCONDE MUCHOS PORQUE: Lo dicen en la entrada de un programa de la 2 que me encanta “la mitad invisible” y dicen así: “En la búsqueda para sentir el arte siempre hay una mitad invisible que explica muchos porqués". TRADUCCIÓN de una servidora: El arte tiene mucho de misterio, y a quién no le gustan los misterios? Y es más, a quien no le gusta resolver un misterio?  El arte puede ser un juego de pistas y depende de ti quedarte en la superficie (te crees lo que ves, sin más)  o leer entre líneas (dudas y provocas a tu intelecto). (Ojo, que yo creo que las dos opciones son válidas, cada uno escoge lo que su cuerpo le pide)

AUNQUE A VECES NO HAY PORQUES y eso también mola un montón: Grave error preguntar a un artista que significa su obra. Ver una obra es una cuestión de impresión, si te interrogas que sea a ti mismo. Además, a veces, mirar un cuadro es como mirar un paisaje, quién se pregunta porque la hierba es verde? Sólo hay que sentir su frescor, su olor… (el ejemplo de la hierba es de Juanzo Saez de su super libro “El arte, conversaciones imaginarias con mi madre” super recomendable si eres novato y quieres aproximarte al arte contemporáneo)

GANARLE LA PARTIDA AL TIEMPO: Dijo James Salter “El arte, en cierto sentido, es la vida detenida en un punto muerto, restacada del tiempo” TRADUCCIÓN de una servidora (y esta es una versión muy libre de esta frase eh… pero como yo me lo guiso y yo me lo como…) El arte te detiene en el tiempo porque visitar un museo, una galería, un espacio expositivo, asistir a un concierto, escuchar un poema… son experiencias que hay que disfrutar en la calma, en la lentitud… como saborear un brownie de chocolate, que vas haciendo bocaditos pequeños para que te dure más y más… y así, en ese momento en que el tiempo discurre lento entre que miras un y otro cuadro, ahí justo… el tiempo se detiene y le ganas la partida al cronos!

Y ese tiempo te lleva al REPOSO y EVASIÓN: Porque esos espacios de lentitud te permiten conectarte contigo mismo, desconectarte de todo lo demás… es como volver a tu lugar mágico donde recargas tus pilas (para unos el mar, para otros la montaña…)  Hoy alguien (una de mis guías espirituales) me ha dicho "la vida abruma, hay que hacer algo para cargarnos de energía". Ella hablaba de meditación, y si, si, meditemos... contemplar arte es una forma muy honesta de meditar, palabra de meditadora y espectadora de arte!

EL RESTO DE MOTIVOS PARA LOS QUE SIRVE EL ARTE: Porque denuncia, educa, analiza, decora, integra personas y sociedades… todos ellos motivos importantísimos… pero de  verdad, creo que no me puedo alargar más en esta entrada.


Las gracias públicas a todos los que hayáis llegado hasta el final de estas frases


PROMETO INTENTAR ser más contenida la próxima vez (aunque mi coach dice que no debería usar la palabra "intentar" porque es un mecanismo de defensa que utilizo para evitar decir no...)

1 vista

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticas de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn