Trenes sin horarios, niños escandalosos, expos terminadas y otras historias


Cuando una domenica mattina Artemisia despierta con ganas de una visita a la capital, no hay nada que hacer. Ya puedes haber tenido tú una noche movidita, a ella poco le importa...


Así que te levantas y te preparas para salir, puedes escoger entre Caixa Forum, CCCB, Palau Robert... Esta mañana apuestas por el CCCB porque te apetece ver foto y el World Press ya está aquí.


Le das el toque a un amigo, por aquello de no ir a solas con la loca de la colina de Artemisia. Él ya sabe como eres, tampoco le va a sorprender la improvisación. Coges lápiz, papel, cámara de fotos, gafas de sol... el kit completo para ir Bcn city.


Y te vas a la estación. Al final será un buen día, el sol luce y la temperatura es muy agradable. Y allí estás a las 9.20h de la mañana. Y estas tú. Pero el tren no. Te has equivocado al mirar el horario, el tren no pasa hasta las 10.05h. Ok no pasa nada, no pasa nada.


Y subes al tren, juegas con tu móvil, visitas la web del CCCB y te das cuenta que el WPF todavía no está, empieza en noviembre. Y tu estás allí camino de no se sabe donde... Ok no pasa nada, no pasa nada, está la expo de Pasolini-Roma, estará genial. Avisas a tu amigo y le dices ”cambio de planes” Tu amigo es más listo que tú y te dice “paso” (well done Ll, sabía que eras un chico listo)


Unos segundos después suben al tren 7 niños, 7 adultos, y dos cochecitos. Y se colocan junto a ti, sobra decir que les acompañan golpes, gritos, lloros, fotos... un poema. Pero no puedes hacer nada, no hay salida, no puedes huir. Ok, respira, inhala, exhala... No pasa nada...


Llegas a Barcelona y optas por un café previo, será lo mejor, un café largo, negro e inteso. Mmmmm..... Y todo parece estar mejor. Roma te espera.


Pero no, Roma tampoco te espera. CCCB cerrado, en “re-construcción”. De verdad no pasa nada? Osti ya! Y necesitas darle sentido a este despropósito de mañana. Y llamas a una amiga, pero ya tiene planes. Y ya prefieres no llamar a nadie más porque otro “no” sería demoledor.


Y entras en la librería del CCCB, “cómprate algo" te dices. Y le dedicas 5, 15 y hasta 60 minutos! Lo primero que te gusta es un libro que se llama BLA BLA BLA. En la contra pone blablabla, en la solapa pone blablabla, y cada capitulo reza blablabla... Y te parece super gracioso. Per te dices “Cris, no has tenido ya suficiente absurdo por una mañana? No te puedes comprar esto... ” Y lo dejas en su sitio y sigues rebuscando. Y encuentras ejemplares pasados de A10 New European Architecture y The Wire. Y te dices “va, estas si, me las compro que son una ganga” Y sigues buscando. Y te encuentras con un ejemplar muy pequeñito editado por Alfabia de Enrique Vila-Matas “Ella era Hemingway. No soy Auster” Son dos cuentos (muy) breves. Y te lo compras también.


Miras el reloj. Como te descuides pierdes el tren. Y sales pitando. Y te sientas en la estación. Y empiezas tu nuevo librito. Y para cuando llegas a St Andreu Arenal ya te has terminado los dos cuentos. Y piensas “Ostras, quien fuera ella” y también piensas “Si, a mi también me parece que que tiene encanto Mr Auster” y te da por recordar llena de orgullo y satisfacción el día que compararon un trabajo tuyo con fotos de Sophie Calle. Y también piensas que tienes que leer algo más de Enrique Vila-Matas porque te ha caído bien este tipo.


Y conforme pasa el rato también vas pensando que tienes que intentar ser un poquito más organizada, que no puedes ir tan a lo loco, que vaya pérdida de mañana, que... Y justo cuando estas llegando a les Franqueses Town empiezan a sonar las notas de “Inevitable” de Los Piratas. Y te sonríes hacía dentro. Y te das cuenta que lo tuyo es, sencillamente, inevitable...




3 vistas

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticas de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn