Esta va a ser uno de esos post en los que empiezo a escribir y veremos...




Confinados, y si, corresponde. Siempre he defendido que todos los ciudadanos tenemos cuotas de responsabilidad individual ineludibles. También defiendo que demasiado a menudo nos delegan, a nosotros los ciudadanos, responsabilidades que los políticos no son capaces o no quieren asumir. Así lo digo. Claro que desde ese prisma, nuestra responsabilidad es también votar con sentido común y no asignar puestos de responsabilidad a personas no aptas. Pero no es de eso de lo que pretendo hablar. Ordeno ideas.


Confinados. Y de repente no sabemos que hacer con nuestro tiempo. Morimos por un domingo en pijama viendo series y ahora no sabemos que hacer. Sinceramente, no lo entiendo. Pero bien, sigamos.


Hace tres días, desde el día 1 del confinamiento, que no paran de llegarme propuestas y listas para distraerme:


Listas para visitar virtualmente lugares como las cuevas rupestres de Lascaux, el círculo megalítico de Stonehenge, el templo de Luxor en Egipto, el Palacio de Versallles.


También se ha publicado una lista de museos del mundo para visitar desde casa como la Galleria degli Uffizi, El Prado, El British, el Metropolitan, el Hermitage y tantos otros.


No se quedan atrás los conciertos sinfónicos, operas y teatro. El Metropolitan Opera de Nueva York ha programado la transmisión de forma gratuita de distintas óperas, la Filarmónica de Berlín abre gratuitamente su Digital Concert Hall durante un mes, la sala Philharmonie de Paris también ha habilitado un link gratuito con todos sus conciertos en videos, y la Teatroteca de España ofrece un catálogo para ver gratuitamente teatro en dispositivos como móvil o pc.


Y no olvidemos los conciertos online in streaming, totalmente inéditos y gratuitos para disfrutarlos tranquilamente desde el sofá de casa. Creo que el primero fue Drexler pero los medios han dado mucha publicidad a Alejandro Sanz y Juanes y creo que Neil Young está por hacer sesiones "live" desde el living de su casa.


Y así. Se dice demasiado a menudo que la cultura no sirve para nada. Pero oye, en plena crisis, resulta que la cultura (arte, historia, música, literatura...) es lo que nos va a calmar los ánimos. ¿Es así? ¿Así que, a lo mejor, la cultura si va a ser útil?


Pues no, no. La cultura no puede ser un simple entretenimiento de consumo fácil desde el sofá de casa. La cultura es una oportunidad para mirar lo que nos rodeo desde otro punto de vista, es la oportunidad para cuestionar nuestro contexto y todo aquello que aceptamos por costumbre.


Dice Nuccio Ordine en el magnífico ensayo "La utilidad de lo inútil" : "(---) en efecto, un martillo vale más que una sinfonía, un cuchillo más que un poema, una llave inglesa más que un cuadro: porque es fácil hacerse cargo de la eficacia de un utensilio mientras que cuesta cada vez más entender para que pueden servir la música, la literatura o el arte" Dijo Diderot "Se menosprecia todo aquello que no es útil porque el tiempo es demasiado precioso para perderlo en especulaciones ociosas". (Cita extraída del mismo libro) Podría citar muchas otras frases de este magnífico libro pero voy a daros la oportunidad de que lo busquéis y lo leáis.


Sinceramente no se hacia donde descargar mi mal humor: hacía todos los poderes fácticos que trabajan incesantemente por hacer cada vez más difícil el trabajo de los que procuramos sobrevivir en el sector cultural; o sobre todos los que ahora van a llenar las redes sociales haciendo lista de los libros que han leído o todo lo que han visto en la pantalla de su ordenador.


¿Que tal si no hacemos de la cultura un mero entretenimiento pasajero y nos lo tomamos un poco más en serio?

Porque al final... mira por donde... resulta que esto, la cultura, es lo que nos queda...





0 vistas

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticas de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn