Hay que follarse a las mentes


En la sala hay seis autores. Cinco pintores, un escultor.


Cada uno con su historia. Cada uno con su trayectoria, con su obra.


En una pared, a la derecha de la sala, tres cuadros: el primero es un gran formato, a su lado dos más pequeños. Blanco, negro y rojo son sus colores. En la “hoja de sala” que los acompaña reza (entre otros comentarios)


“Utilizar el mínimo color y dar paso al juego de la textura es condición primordial a la hora de ejecutar esta obra, interpretar el poder evocador de los sentidos es una de las sensaciones que se busca transmitir con este símbolo proustiano.” .- Firma: la artista de las obras


Justo debajo de estos cuadros, en el suelo, apoyado contra la pared, un libro: “En busca del tiempo perdido” de Marcel Proust. Fácilmente ves que una de sus hojas está marcada con post-it fluorescente que señala “algo”. Algo que desconoceremos si no miramos…


Un libro perdido en una galería de arte.


El día de la inauguración no vi a nadie, absolutamente, que cogiera y revisara el libro. Ni ese día, ni ningún espectador en días posteriores.


Hoy he preguntado a algunos amigos “Chicos habéis visto que hay un libro en el suelo de la sala?” “Si si” han respondido “Lo vimos el día de la inauguración. Que hace allí?” “Porque no lo mirasteis?” “Se podía tocar? Como no ponía nada…”


Se podía tocar? Como no ponía nada…


Madre mía, chicos, que nos está pasando!!! O nos falta curiosidad (mucha curiosidad), o estamos terriblemente anquilosados en un sistema social, político y burocrático que nos está volviendo apáticos perdidos.


Se podía tocar? Como no ponía nada…


Mis amigos no carecen de falta de curiosidad, y cuando están en mi casa, ellos lo saben, están en su casa. Y sin embargo, ellos tampoco cogieron el libro.


Soy la única que piensa que hay que follarse a las mentes?


PD. Hace unos días estuve en la Fundació Miró, me riñeron por tocar una escultura y por hacer una foto sin flaix. El chico reñidor o no sabe lo que es la curiosidad o…


PD2. Lo de follarse a las mentes no es mío, aunque me lo haga mío, es de la gran película Martin (Hache)


PD3. De verdad, de verdad, de verdad, espero que antes que finalice expoCOL·LECTIVA alguien entre a la sala, mire sus paredes, se acerque a Proust y lo sujete entre sus manos.


PD4. Después de pensarlo mucho, no, no os cuelgo las imágenes que tenían que ilustrar esta entrada. Ya os he contado demasiado, si tenéis curiosidad, o si os atrevéis a haceros un favor a vosotros mismos, acercaros a Artemisia, enseguida sabréis de qué obras os he hablado.


PD5 SUPER IMPORTANTE. Artemisia no pretende adoctrinar, no es su voluntad ni está capacitada para ello, pero si le gustaría ser un lugar de encuentro donde las mentes se sientan cómodos para despertar su curiosidad, y libres para generar pensamientos. Sin más. (Aqui el chico reñidor de la MIró no encontrará trabajo...)




0 vistas

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticas de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn
  • Spotify - Gris Círculo