Lecciones del Sr. Corredor Matheo

Hoy el Museo de Granollers nos ha propuesto una buena excusa para salir de casa y visitar su espacio. Corredor Matheo, junto con Vanesa Jiménez, presentaban la obra Pintura, de Magda Bolumar Chertó (1960) en el espacio El Balcó del museo.


(Abro paréntesis.

“El Balcó” es una propuesta interesante del Museo de Granollers: se trata de un espacio con forma de balcón, dentro del edificio del museo, donde se presenta una sola obra del fondo de la colección. Durante el tiempo de exposición se realizan diferentes dinámicas para que el público pueda aproximarse de una manera más significativa a la obra.


Cierro paréntesis.)


El Sr. Corredor Matheo (aunque me ha insistido repetidas veces que le hablara de tú) ha hecho una aproximación al mundo del informalismo, y de paso se ha detenido en curiosísimas anécdotas sobre Miró, ha dejado claro que Picasso era un “listo” y diría que, sin decirlo, ha manifestado cierto desaliento por autores como Tàpies o Barceló.


No ha desaprovechado la oportunidad para recordarnos que tiene 90 años, y sin embargo, ese no es el motivo por el cual no le gustan muchas instalaciones. Ha explicado con claridad cristalina que el arte sale de dentro, que se trata de creatividad, que la “repetición mata el arte” (bien, así no lo ha dicho, es una frase que me he apropiado pero que seguramente dijo alguien o la escuché en algún sitio) La cosa, no ha escatimado críticas a las altas esferas que dictan cátedra sobre lo que es arte o no es arte en nuestros días. Nos recodaba que en los años 50 Ives Klein exhibió en una galería francesa una habitación vacía. Tal cual. En el 2001 otorgaron el "Premio Turner", al mejor artista joven del año en el Reino Unido, a un tipo que preparó una habitación vacía con luces que se encendían y apagaban cada cinco segundos. Lo dicho, la repetición aburre. El Sr. Klein favoreció un chiste, una anécdota ingeniosa. El segundo sólo copió. Pero claro, los menores de 90 años tal vez desconocemos el dato y por eso más de uno se atreve a decir que al Sr. Corredor Matheo no le gustan las instalaciones porque está mayor...


También nos ha hablado de la inocencia, que no naïf. Defiende la idea que solo los autores inocentes permanecen y son recordados. Inocentes en cuanto a que su trabajo responde a una cuestión que surge de su subconsciente, del instinto, de la libertad de realizar y defender un trabajo propio que no responde a una moda o tendencia.


Ha hablado de la mujer en el arte, de la falta de espacios para su reconocimiento en generaciones anteriores, pero para ser honestos, no se ha profundizado en absoluto en este tema. Y no pasa nada, solo que era el motivo del encuentro…


Que más, decir que me ha sorprendido el pequeño auditorio dispuesto a escuchar a este gran poeta de voz clara y presencia caballeresca. Una lástima. Cómo lástima es que se tenga que acercar el 8 de marzo para que se organicen eventos como este. Si, por supuesto, corresponde ya que a la igualdad de género le falta recorrido. Si.


Esta mañana una clienta vino a visitarme a la sala, revisábamos el fondo y ella, como otras dos o tres personas ya me han hecho notar, me ha dicho que tengo más mujeres que hombres entre mis artistas. No es premeditado. No sé porqué es así. ¿Conecto más con las mujeres que con los hombres? ¿Es casualidad? No lo sé, no me cuelgo la medalla, no pretendo abanderar ninguna batalla para liberarnos del techo de cristal. Es así porque no puede ser de otra manera, yo simplemente escojo a artistas (sin género) con talento. Por eso el 8 de marzo no haré nada especial. Ah, pero quien quiera conocer obras de artistas mujeres, que se pase por Artemisia. (Artemisia por Artemisia Gentileschi, no por la diosa ni por la planta)


Bona nit.

0 vistas

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticas de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn