Lecturas...

De pequeña mi madre nos compró Los Hollister, Los cinco, Ana de las tejas verdes (si, la serie y los dibujos animados parten de los libros, que son maravillosos)... No leí a Mafalda, por eso dicen que tuve una infancia incompleta. No creo que fuera para tanto pero es cierto que leída ahora, en clave adulta, es muy buena. La cosa es que nunca he dejado de leer.


Tuve malas épocas, como cuando sucumbí temporalmente al fraude de Jorge Bucay, y si, en mi adolescencia leí todas las novelas de Agatha Christie. Afortunadamente solo me acerqué a Isabel Allende en una ocasión, lo disfruté pero lo dejé ahí, no seguí con el pack completo como si hacían mis amigas pre-adultas.


Me seducen profundamente los cuentos de Manuel Rivas; el glamour de Scott Fitzgerald; la exquisita sensibilidad de Sándor Márai en "El último encuentro"; obviamente Jane Austen; El guardián entre el centeno es un clásico que me niego a releer por si acaso; La saga de Alatriste (que siempre hay que leer mientras escuchas la BSO de La princesa prometida); me fascina el simbolismo de Rodorera en "Mirall trencat"; adoro a Siri Hustvedt y también a su marido; y me encanta me encanta me encanta como escribe Virginia Woolf.


He leído poca poesía pero cada vez que reviso "El color del tiempo" de Clarisse Nicïdski lloro. Es así, lloro. También es verdad que soy de lágrima fácil... Ensayo es lo que más leo actualmente, sobre arte y pensamiento. Todavía no he comprendido del todo el concepto de "Dasein" pero me esfuerzo.


Hay una ilustradora que me apasiona, Suzy Lee. "La ola" la he regalo a niños y adultos, un libro sin una sola palabra que cuenta una historia maravillosa. Lo cierto ese que Barbara Fiore Editora publica verdaderas joyas.


Hace cinco años la pintora Adelaida Murillo me regaló "Alfa es omega" un libro en el que ella participaba ilustrando los textos de la escritora Teresa Costa-Gramunt. Recuerdo que me zambullí en sus páginas incapaz de abandonarlas. Empiezas leyendo una carta, terminas con un cuento, unas pinceladas de silencio que toman forma de poesía... Y entre medidas, notas musicales en forma de delicadas y sinuosas lineas.


Y así es como conocí el trabajo conjunto de estas dos artistas que han colaborado en diferentes ocasiones: "El saber del cor" (cuentos) ; "Santuari grec" (poesía); "El carnaval i les seves figures" (ensayo); "Alfa es omega" (novela epistolar); "D'un sol traç" (cuentos); ""Noviluni a Washigton" (poesía). Todos estos libros fueron escritos por Teresa e ilustrados por Adelaida. Como os lo puedo explicar.... La simbiosis es perfecta, un íntimo diálogo entre dibujo y literatura que nos susurra bellas historias, casi siempre tan tristes y nostálgicas como delicadas.


Todos estos libros están en Artemisia junto con los dibujos originales. Sólo os puedo decir una cosa... No os lo perdáis, vuestro "yo lector" estará incompleto sin conocerlos...






6 vistas

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticas de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn