Sobre la belleza I



"Una habitación con vistas" de EM Forster Florencia, Puccini...

Si amigos, Artemisia cada vez lo tiene más claro. Mi socia y yo no nos definimos si nos gusta más lo figurativo, lo abstracto, lo mínimal, el informalismo (aunque suave eh, muy “ras ras” no nos va).... Tampoco está claro si preferimos soportes de tela, madera, lonetas, cartón... Nos va el gouache, el óleo, la espátula y el pincel! Hablando de pintura, pero también podría decir lo mismo en cuanto a la música, la literatura, la escultura, que se yo, todo. No nos definimos en ninguna disciplina.

En fin, tu amable lector (porque hay que ser amable y paciente para seguir las disertaciones de este blog), decía pues, tu amable lector me dirás... “Pero que criterio es ese? Si os gusta todo!”

La respuesta es NO. No amigo lector, no nos gusta todo.


Nos gustan las cosas bellas, hermosas, bonitas, “boniques” se dice en catalán. Me da igual como estén hechas, todo material tiene sus propias cualidades, y me da igual si tienen un gran discurso detrás o no (aunque por el bien del engranaje de mis neuronas que haya un discurso sobre el que reflexionar siempre es más que interesante) pero no es imprescindible.


ME APASIONA LA BELLEZA. Sobra decir que hablo de un trabajo de arte hecho con talento (una obra con calidad, el resto no me vale, ya sabéis mi máxima, en arte, todo, no vale) Me gusta abrir los ojos a lo genuínamente estético y bello que me rodea.  Me disgusta lo vulgar. Lo bello se acompaña de facultades como la sensibilidad, ya sea pasión o ternura, sin una emoción de por medio no existe la belleza.


Y algún descerebrado dice “pero la belleza es inútil” Que poco conocimiento! Y el primero en lingüística! Que tiene que ver lo hermoso con lo útil. El antagónico de bonito es feo, bonito e inútil no son sinónimos.


Anoche estuve en la opera. Y tuve la suerte de situarme entre bambalinas y ver el mundo del espectáculo desde sus entrañas. Sabéis que vi? Pasión. Con todas las letras de la palabra P A S I O N. Artistas en el escenario, staff en el backstage. Y todos compartían la pasión. Pasión por la lírica, pasión por el espectáculo. Belleza en estado puro. Y escribo estas palabras mientras escucho Turandot de Puccini.


Esta mañana he visitado el taller de Carles Vives, un artesano de la cerámica increíble. Me enseñaba todo. El horno, el almacén, las pruebas, obras inacabadas, otras descartadas, texturas…. Sabéis que he visto?  P A S I Ó N. Belleza en estado puro.


La belleza da sentido a lo común. No en vano buscamos la ropa que mejor nos sienta, el mueble más decorativo, la joya más elegante… Es impensable vivir sin lo bello, o acaso alguien puede decir que nunca se ha detenido a contemplar el mar o una puesta de sol simplemente porque le conmueve su belleza? Y la belleza no es útil? Eso sólo lo puede decir alguien que no sea nada más que carne y huesos, nadie con alma puede caer en un reflexión tan banal!


Procuran persuadirnos, nos aseguran que los rápido, lo común, lo estándar, es lo bueno. Malditas oligarquías de marcas comerciales financiadas a saber cómo! Y no se trata de que me posicione contra el mundo del comercio, no señores, no se trata de eso para nada,  fueron los comerciantes quienes construyeron hermosas ciudades como Venecia.  Todos tenemos que vender para vivir, lo que me molesta es que nos han convencido de que es mejor pagar por algo falto de originalidad y belleza, que se produce en serie tan rápido como se rompe, así volvemos a comprar rápidamente. "Obsolencia programada" lo llaman, y se puede aplicar a todo diría yo.  Nos argumentan que vayamos al cine a ver una peli no por su  contenido sino porque su actor principal era el más guapo entre los guapos de los asistentes al festival más in…


Se me está yendo, lo noto… vuelvo al arte…


Dijo Oscar Wilde “La belleza artística no es un mero accidente de la vida del hombre que se pueda tomar o dejar a placer, sino que resulta necesaria para vivir de acuerdo con la naturaleza, lo que es igual a decir: para llegar a ser hombre en sentido pleno”.


Y también dijo “el arte es lo único que la muerte no puede dañar”.


Habla de arte en general, literatura, escultura, música… cualquier expresión de pensamiento y emoción ante cosas bellas. Porque según defiende “todas las artes portan el mismo mensaje y hablan el mismo lenguaje con diferentes lenguas”  Y me cabrea que a tantos artistas con una sensibilidad educada y movidos por su inquietud por crear se les deje trabajando en la oscuridad. En su lugar optamos, nublados por la las técnicas de marketing del capitalismo más  depravado, por cosas que perecerán antes de que nos demos cuenta. Si hasta hay cosas que mueren de feas que son! (Morir como romperse, quedar olvidadas en un cajón, tiradas al cubo de la basura…) Y ahora suena O mio babbino caro de Puccini escrita en 1918. Me explico lo que quiero decir?


Tendríamos  que estar más receptivos antes las cosas bellas, y ser más intuitivos para reconocer aquello que merece la pena... El arte.


Maldita sea! Ya he vuelto a escribir una entrada larguísima. Me falta contención. Y además pedazo rollo os he soltado, se me ha ido el tema diría yo.  Pero es que hay una cosa… (y creo que ya había citado a John Keats con anterioridad, pero como me parece una frase brillante la pienso citar siempre que me apetezca)… “La verdad es belleza. La belleza es verdad”


Sin más.

0 vistas

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticas de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn