Soy una snob, otros tienen mal gusto, y la casa por barrer!


Hace unos días os conté que un amigo me llamó snob por atreverme a decir que ciertas piezas no se merecen llamarse arte, porque a mis ojos no responden a ninguna inquietud, no hay técnica, son feas de narices, vamos, que estos mal llamados creadores y sus compradores me parecen unos auténtidos HORTERAS.


Y me llamó snob!!!


Hablé con Pilar (Pilar Perdices, gran artista y gran consejera) y le dije: “a ver Pilar, tu como lo ves?”


Y esto, fue lo que ella me respondió:


Los conocí en una inauguración. Dijeron que ellos no entendían de pintura. No preguntaron precios.

Otro día los volví a encontrar en la boda de un amigo común, nos caímos bien y me invitaron a su casa a cenar.


Eran personas adineradas, yo estaba algo nerviosa. Al entrar me llevé la gran sorpresa:


Los muebles, ostentosos. Las caras alfombras cubrían gran parte de la moqueta. Las porcelanas chinas modernas compradas en tiendas actuales. Y los cuadros, con unos marcos dorados impresionantes, con pinturas compradas en tiendas de muebles reproduciendo puestas de sol y parejas en playas tropicales. La mesa de cristal y las sillas de plástico transparente. Una televisión del último modelo. Y en la mano, tres anillos que deslumbraban junto con un reloj con pulsera blanca. La cubertería de plata, todo era de plata, excepto los platos que  eran cuadrados y del último modelo que había salido en las revistas de moda.


Sospeché que habían copiado cosas de la casa de algún famoso sin demasiado criterio propio.


Eso sí, disfrute de un vino carísimo y un foie exquisito.


Vamos, lo que yo os decía, unos horteras!!!


GRÀCIES PILAR PER ACOMPANYAR-ME EN AQUEST BLOG i el el CAMI DE L'ART! 

0 vistas

ÚNASE A NUESTRA NEWSLETTER    Las últimas noticas de Artemisia directamente en su bandeja de entrada.

Conéctese con nosotros

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • LinkedIn